Teléfono: 913507522 / Fax: 913452235 info@clinicalcocer.es
descarga (2)

Lactancia materna y salud oral

Como todos sabemos, la lactancia materna tiene grandes beneficios nutritivos, inmunológicos y psicológicos para el bebé. Pero también tiene impacto sobre la salud bucodental de los niños.

En los bebés es fisiológico que la mandíbula sea más pequeña y esté situada en una posición más posterior. La lactancia materna favorece un correcto desarrollo mandibular y maxilar y una adecuada posición lingual evitando la aparición de maloclusiones dentarias, óseas y el hábito de deglución infantil.

Debido al estímulo del sistema inmunitario que produce la lactancia materna se disminuye la incidencia de procesos alérgicos e infecciones respiratorias, que generalmente provocan respiración bucal y anomalías dentofaciales.

La estabilidad psicológica del niño proporcionada por la lactancia materna contribuye a disminuir la prevalencia de hábitos bucales incorrectos, como succión digital  y uso del chupete, que pueden provocar serias maloclusiones.

A nivel de su impacto sobre la caries dental aumenta la secreción salival, manteniéndose un PH adecuado en la cavidad bucal, lo que contribuye a disminuir la incidencia de caries. También se describe un incremento en la resistencia del esmalte y demás tejidos duros del diente, por la mejor absorción de calcio y flúor, debido a la composición grasa de la leche materna.

La relación de la leche materna y la aparición de caries a edad temprana es un poco controvertida; por un lado autores defienden que la leche materna no es rica en hidratos de carbono y por lo tanto no produce caries. Por otro lado hay autores que aconsejan reducir las tomas nocturnas ya que el flujo salival nocturno es menor y los restos de leche pueden favorecer la aparición de caries.

Lo que sí que está demostrado es que si queremos disminuir el riesgo de caries de nuestros hijos debemos mantener nuestra boca sana. El principal causante de la caries es el Streptococo Mutans, que puede pasar de madres a hijos en actos tan cotidianos como dar un beso en la boca, soplar la comida o probar el puré para comprobar la temperatura. Un factor de alto riesgo de caries para niños menores de 3 años es que su madre padezca o haya padecido caries activa en el último año. Por eso se recomienda revisar nuestra salud bucodental y tratar las lesiones de caries. También es aconsejable la exposición a Xilitol, en forma de chicles o caramelos 100% xilitol de 3 a 5 veces al día.

Así que ya sabes si estás pensando en aumentar la familia revisa tu salud bucal y estarás cuidando la salud de tu futuro hijo; y como los padres también soplan las cucharas es cuestión de la pareja, no sólo de la madre.

 

 

Author Info

Dr. Iván Cerezo

Dr. Iván Cerezo